09 / 09 / 2013

San Joaquín y San Miguel se manifestaron en contra de obras de Parque La Aguada

 

 

La primera etapa del proyecto, pronta a ser abierta a la comunidad, se compone de sólo un 18% de áreas verdes en San Joaquín y 25,3% en San Miguel.

 

La escasa presencia de áreas verdes; la pavimentación excesiva en un proyecto de parque, que además, genera polución en el ambiente; falta de rejillas de seguridad en canales de regadío de un metro de profundidad; equipamiento de cemento mal ejecutados; nula implementación de barandas de seguridad en desniveles de más de cinco metros, entre otras importantes irregularidades en la construcción del Parque La Aguada, acusaron este sábado, públicamente, los Municipios de San Joaquín y San Miguel.

 

Los vecinos de ambas comunas, encabezados por sus Alcaldes, se manifestaron en rechazo a las obras ejecutadas en la primera etapa de este proyecto, denunciando engaño y discriminación por parte del Gobierno.

 

“Nos preocupa que nuevamente el Estado nos discrimine, desarrollando un proyecto de parque de bajo estándar, si lo comparamos con otras obras similares levantadas en el sector oriente de la capital”, expresó el Alcalde de San Joaquín, Sergio Echeverría.

 

Por su parte, el Alcalde de San Miguel, Julio Palestro, enfatizó que “queremos que esta trascendental obra del Estado se constituya en un aporte efectivo a la integración y calidad de vida de nuestras comunidades, y no en una expresión de segregación urbana”.

 

Cabe destacar que el Presidente Sebastián Piñera, en el discurso de la ceremonia de la “primera piedra” de este proyecto, realizada el 7 de febrero del 2011, subrayó que los objetivos de esta relevante obra serían, por una parte, resolver el problema de los desbordes ocasionales del Zanjón de La Aguada y, por otra, constituirse en un nuevo espacio público destinado a áreas verdes y recreación en un sector de la ciudad que tiene, actualmente, un importante déficit en la materia.

 

Sin embargo, la funcionalidad de “parque”, a juicio de ambas comunidades, no se está cumpliendo cabalmente, lo que ha sido planteado por los municipios desde marzo de este año, en reiteradas ocasiones, ante los ministerios de Obras Públicas y Vivienda y Urbanismo, sin recibir respuesta a la fecha.

 

Los alcaldes de San Joaquín y San Miguel hicieron un llamado a las autoridades ministeriales, para que se consideren las modificaciones planteadas, que recogen las necesidades de la comunidad y sus usuarios, a fin de que una obra de esta magnitud e impacto, que se pretende entregar a la comunidad, sea efectivamente un espacio de esparcimiento y áreas verdes de alto estándar en la zona sur de la Región Metropolitana.

 

“Los jefes edilicios coincidimos en que estamos frente a una clara discriminación con respecto a la entrega de otras obras similares levantadas en el sector oriente de la capital y esperamos que las autoridades acojan la propuesta enviada por los municipios, donde se solicita aumentar a un 40%, en ambas comunas, la superficie de áreas verdes, junto a otras obras de mejoramiento que le otorguen a este proyecto el nivel de calidad que las comunidades de San Miguel y San Joaquín merecen”, manifestaron.

 

En la jornada de protesta también estuvieron presentes la senadora Soledad Alvear, los diputados Guillermo Teillier y Pedro Browne, y los concejales de San Joaquín Nelly Santander y Gustavo Arias.