04 / 12 / 2013

Adultos mayores demuestran sus talentos y aprendizajes en Ceremonia de Cierre de Talleres 2013

 

 

Gimnasia, teatro, baile y canto fueron algunas de las disciplinas exhibidas por los participantes, quienes también destacaron la importante contribución que estos talleres han realizado a su calidad de vida.

 

Este martes 3 de diciembre, en el Teatro Municipal, decenas de adultos mayores exhibieron sus talentos y aprendizajes en la Ceremonia de Cierre de Talleres 2013, del Programa del Adulto Mayor de la Municipalidad de San Joaquín.

 

En la oportunidad, se destacaron todos los cursos realizados durante este año, tanto los financiados por el Municipio, como los autofinanciados por los mismos usuarios, y que funcionaron en los dos Centros para el Adulto Mayor de la comuna. En total fueron 11 los talleres ejecutados: Gimnasia, Folclore y Canto, Teatro, Mejorando la Calidad de Vida, Baile Entretenido, Tejido, Tai – Chi,  RCP, Kinesiología, Gemoterapia y Meditación y Estimulación Emocional.

 

“En esta ceremonia tuvimos la presentación de 15 agrupaciones, que pudieron demostrar lo aprendido; y para aquellos talleres que tenían, más bien, un corte de capacitación o trabajo sicológico, se entregó un diploma en reconocimiento a quienes participaron de ellos”, detalló Alejandra Díaz, encargada del Programa del Adulto Mayor.

 

Cabe destacar que a través de estos talleres se ha buscado promover una vida más activa, saludable y participativa entre las personas de la tercera edad de la comuna; y los asistentes a la actividad así lo demostraron: “La experiencia que hemos tenido ha sido maravillosa. Este taller nos ha permitido ejercitar nuestro cerebro para mantener una memoria activa y un cerebro saludable. Asimismo, hemos podido compartir con personas de nuestra misma edad”, resaltó Graciela López, alumna del taller Mejorando la Calidad de Vida.

 

Por su parte, Fabiola Marambio, participante del curso Gemoterapia y Meditación, destacó la asombrosa aventura que para ella significó esta actividad: “Eran tan cautivantes las clases que no queríamos que llegara la hora del término; y si veníamos agobiadas por algún problema, a los minutos de iniciar las lecciones, esa preocupación ya no estaba”.

 

La exhibición de talleres se prolongó por casi dos horas, tras lo cual los asistentes pudieron disfrutar de un rico refrigerio que la Caja de Compensación Los Andes preparó para todos ellos.