10 / 04 / 2014

Vecinos de San Joaquín se manifestaron durante alegatos por caso Curtidos Bas

 

 

“Esperamos que los jueces ratifiquen el Decreto Alcaldicio, que fijó un plazo de traslado para la empresa fuera del territorio de la comuna. Tenemos confianza en la contundencia de nuestras pruebas”, señaló el alcalde Sergio Echeverría.

 

Esta mañana vecinos de San Joaquín, apoyados por su alcalde Sergio Echeverría, se hicieron presentes en la Corte de Apelaciones de San Miguel para expresar su rechazo a la permanencia de la curtiembre Curtidos Bas en la comuna.

 

Y es que la emanación reiterada de olores nauseabundos y putrefactos desde el interior de sus plantas de tratamiento han provocado, por años, constantes malestares en la salud de los vecinos, como dolores de cabeza y vómitos.

 

“Hoy estamos apoyando la gestión de la municipalidad para que se cumpla el Decreto Alcaldicio y se erradique, definitivamente, a Curtidos Bas de San Joaquín, una empresa que nos contamina permanentemente con sus malos olores”, señaló Jorge Tagle, presidente del Comité Administrativo del Edificio Metro Valdovinos, ubicado a pasos de la curtiembre.

 

“Yo llevo tres años viviendo en el Edificio Metro Valdovinos y la calidad de vida que llevamos es muy compleja. La curtiembre emite olores muy desagradables, trabaja con ácidos y por turnos, por lo que los olores pestilentes salen de día y de noche, incluso los fines de semana; no nos dan tregua. Por eso estamos hoy manifestándonos, porque queremos que los jueces resuelvan a nuestro favor y definitivamente se vaya”, agregó otra vecina, Viviana Valdés.

 

Cabe recordar que en el mes de julio de 2013 -en consecuencia con el artículo 62 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones- el municipio informó a la empresa del Decreto Alcaldicio que obligaba su traslado de la comuna en el plazo de un año. Como consecuencia de ello, Curtidos Bas interpuso un requerimiento en la Corte de Apelaciones de San Miguel para evitar consumar dicho mandato.

 

Desde ese momento, la municipalidad, en conjunto con la comunidad, ha estado trabajando arduamente para hacer cumplir su decisión.

 

En el marco de lo que ha sido este proceso, que se inició en octubre del año pasado, hoy fue el turno de los alegatos, en que ambas partes (municipio y empresa) expusieron sus argumentos.

 

“Esperamos que los jueces ratifiquen el Decreto Alcaldicio, que fijó un plazo de traslado para la empresa fuera del territorio de la comuna. Tenemos confianza en la contundencia de nuestras pruebas. Este es un fallo largamente esperado por nuestra comunidad, pero también por los millones de usuarios de la Red de Metro y todos quienes transitan por Vicuña Mackenna con Carlos Valdovinos, y son víctimas a diario de los olores pestilentes que emanan desde la curtiembre”, agregó el alcalde de San Joaquín, Sergio Echeverría.

 

Tras estos alegatos, la Corte de Apelaciones de San Miguel tienen un plazo máximo de 60 días para emitir su sentencia, que tanto el municipio como su comunidad esperan sea a favor del derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.