12 / 12 / 2014

Municipio y vecinos de San Joaquín lamentan sensible fallecimiento de dirigente Enrique Molina

 

 

Entre sus múltiples luchas y logros, se cuentan el haber sido electo como concejal por la comuna el año 1992.

 

La madrugada de este viernes 12 de diciembre dejó de existir el destacado dirigente social Enrique Molina, a la edad de 92 años.

 

Su restos serán velados a partir de hoy en el Comité Central de Pobladores, actual Junta de Vecinos N°20, ubicada en Toro y Zambrano 3760, en la población La Legua. Asimismo, se le realizará un acto de homenaje público mañana sábado, las 19:00 hrs.

 

En tanto, el último adiós a Enrique Molina se realizará el domingo 14 de diciembre, saliendo de la sede vecinal Nº 20, a las 08:30 hrs., en dirección al cementerio Parque Cordillera, ubicado en la comuna de La Florida.

 

Dejamos aquí una breve reseña de este destacado dirigente, elaborada por el concejal Gustavo Arias:

 

 Reseña Bibliográfica Enrique Molina Gutiérrez

1922 – 2014

 

Enrique Molina fue uno de los dirigentes de la primera toma de terreno de nuestro país, la cual se desarrolló en el sector de Zañartu, desde donde salieron a dar vida a lo que luego fuera la población La Legua en el año 1947. A su corta edad, dirigió gran parte del proceso de asentamiento en dicho sector donde comenzó su lucha por la salud, vivienda, educación entre otros derechos tan elementales, como el mismo señalara durante toda su vida de militancia. Junto al párroco Rafael Maroto logró la unión de cristianos y comunistas para fortalecer la organización de base y uno de los grandes logros fue el nacimiento de la Segunda Compañía de Bomberos de San Miguel. Fundó y dirigió el Comité Central de Pobladores, máxima organización de La Legua en los años 50’ y antesala de lo que hoy se conoce como Juntas de Vecinos.

 

Nuestro vecino y compañero Molina además se destacó por apoyar y dirigir procesos de nuevas poblaciones tales como La Victoria, Germán Riesco, Santa Olga, Santa Adriana, René Schneider, Clara Estrella, entre muchas otras.

 

Fiel a su ideología, Molina ingresó al Partido Comunista a los 14 años de edad y tuvo un rol fundamental en las campañas de Salvador Allende. Al igual que muchos compañeros, sufrió apremios en el proceso de la ley maldita y luego en la dictadura del año 1973, permaneciendo como preso político en la cárcel pública de Santiago durante dos años, sumado a múltiples persecuciones que pusieron en riesgo su integridad física. A pesar de esto, siguió siendo dirigente en clandestinidad donde cumplió un rol de formador de nuevas generaciones. Al regreso de la “democracia” en 1990, en la llamada democratización de las Juntas de Vecinos, fue electo como Presidente de dicho espacio, desde donde logró avances significativos en salud, como fue la recuperación y construcción del Consultorio Arturo Baeza Goñi.

 

En el año 1992, fue candidato a concejal por la comuna de San Joaquín logrando aportar con su alta votación a que su partido lograra tener el primer representante en el Concejo Municipal en democracia.

 

En la actualidad, siempre el compañero Molina estuvo ligado a las organizaciones sociales de la población La Legua, de la comuna de San Joaquín y de la zona sur de Santiago, cumpliendo un rol fundamental en la consolidación de las Juventudes Comunistas de la comuna y de la concejalía que hoy encabeza Gustavo Arias. Cabe destacar que Enrique Molina, en el proceso de la última campaña municipal, se autodenominó jefe de campaña de las Juventudes Comunistas de San Joaquín, además de eterno jotoso, joven de ayer y joven de hoy.

 

Hasta sus últimos días fue secretario político de su célula territorial. Además fue dirigente social e impulsó la formación de los concejos de usuarios de la salud de la zona sur, ocupando el cargo de presidente de dicha instancia, por lo cual en vida recibió incontables homenajes de su comunidad, partido y de las comunas que hoy integran la zona sur de Santiago.