20 / 04 / 2015

Masivo puerta a puerta en campaña comunal de prevención “Incivilidades”

 

 

La iniciativa busca mejorar todas aquellas conductas cuyo efecto alteran la sana convivencia en el hogar, con los vecinos y al interior de las villas, poblaciones o barrios.

 

Encabezada por el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Peñailillo, junto al subsecretario de Prevención del Delito, Antonio Frey, al alcalde de San Joaquín, Sergio Echeverría, y al presidente de la Junta de Vecinos Villa Músicos del Mundo, Hernán Meza, se inició con un “puerta a puerta” la campaña comunal de prevención “Incivilidades”, cuyo fin es informar y educar a las familias de nuestra comuna sobre aquellos desórdenes visibles en el espacio. En ella también tomaron parte funcionarios municipales, dirigentes sociales y vecinos del sector de la Población Chile.

 

Durante su intervención, el secretario de Estado valoró la actividad, expresando que “lo que buscamos con las medidas que estamos implementando es construir barrios más seguros”. Agregó que “para cumplir ese objetivo, necesitamos que la ciudadanía participe, pues las personas, sus autoridades locales y las policías, son quienes mejor conocen los problemas que afectan a un territorio”.

 

El jefe de gabinete explicó que “estamos hablando de hechos que no siempre constituyen delitos, pero que alteran la sana convivencia en el hogar, con los vecinos y al interior de los barrios, generando una sensación mayor de temor o inseguridad”. Para ello, ejemplificó, las amenazas, el comercio ambulante, el consumo de bebidas alcohólicas en la calle o las plazas, los daños a la propiedad pública o privada, la mala conducta, las ofensas al pudor o los ruidos molestos. Al término, el ministro Peñailillo también resaltó que “esta campaña es reflejo del compromiso de los habitantes de San Joaquín con su propia seguridad y un ejemplo a las demás comunas del país para que juntos construyamos barrios y un Chile más amable y seguro”.

 

Por su parte el alcalde Sergio Echeverría agradeció la visita de la autoridad de Gobierno. “Nosotros compartimos absolutamente la campaña que el Ministerio del Interior ha iniciado hoy en nuestra comuna, para hacer conciencia en las comunidades respecto de las incivilidades que atentan en contra de la calidad de vida. Si actuamos juntos, comunidad y autoridades, podemos obtener barrios más seguros”, señaló.

 

Campaña de Prevención de Incivilidades

 

En el marco del Plan Comunal de Seguridad Pública y junto a la Subsecretaría de Prevención del Delito, San Joaquín está desarrollando una campaña para disminuir las incivilidades; es decir, todas aquellas conductas cuyo efecto altera la sana convivencia en el hogar, con sus vecinos y al interior de las villas, poblaciones o barrios.

 

Entre los años 2005 y 2013 las incivilidades crecieron un 70% en el país, llegando casi al mismo nivel que los delitos de mayor connotación social.

 

Las incivilidades son aquellos desórdenes visibles en el espacio público que, pudiendo ser o no delitos, tienden a no ser tratados por el sistema de control penal. Estos hechos afectan la calidad de vida de los vecinos e inciden en su percepción del entorno y en su comportamiento respecto del espacio público; e incluyen las amenazas, el comercio ambulante, el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, los daños, los desórdenes, las disensiones domésticas, la ebriedad, las infracciones a locales comerciales, la mala conducta, las ofensas al pudor, las riñas y los ruidos molestos.

 

Los reportes policiales indican que las amenazas, daños, consumo de alcohol en la vía pública y la ebriedad, representan el 86,5% de las incivilidades denunciadas. Respecto de este conjunto de situaciones, cabe señalar que el consumo de alcohol en la vía pública es el que ha mostrado el incremento más significativo entre los años 2005 y 2013 (423%).

 

Algunas de las incivilidades son:

– Depositar basura y escombros en el frontis de las casas de sus vecinos o en calles, plazas, sitios eriazos, etc.

– No cuidar y destruir los espacios de uso comunitario como plazas, multicanchas y sedes vecinales.

– No asumir la tenencia responsable de las mascotas.

– Conducir a exceso de velocidad en calles y pasajes.

– Escuchar música a un volumen excesivo, sin considerar la situación de sus vecinos.

– Rayar muros y paredes, no respetando la propiedad pública y privada.

– Utilizar espacios diseñados para la población vulnerable (adulto mayor, mujeres embarazadas y personas con capacidades diferentes, entre otras), sin tener esta condición.

– Estacionar vehículos de manera inadecuada, ya sea en espacios que no son de su propiedad, o en lugares que imposibilitan la libre circulación de los vecinos.

– No tener la disposición de resolver conflictos de manera pacífica, con la familia y vecinos.

– Utilizar un lenguaje inadecuado (groserías y garabatos) con las personas de su entorno.

 

no images were found