05 / 10 / 2015

Comunidad organizada se hace parte ante la Corte Suprema contra Curtiembres Bas

 

 

Dilatar su salida del sector mediante cualquier medio es una de las estrategias que está utilizando la empresa de Curtiembres. Sin embargo, los vecinos se siguen organizando para que se cumpla el Decreto Alcaldicio que obliga su traslado de la comuna.

 

Una histórica jornada se vivió en la Corte Suprema el 2 de octubre, Día Nacional del Medio Ambiente, ya que 16 representantes de distintas Juntas de Vecinos de la comuna de San Joaquín se dieron cita para otorgar el patrocinio y poder a la abogada Josefina Correa Pérez, quién los representará en el Recurso de Casación de Fondo interpuesto por Curtidos Bas.

 

“La idea es hacerme parte como tercero colaborador  ante el caso de Curtiembres Bas, dado los requerimientos que ha hecho la comunidad al solicitar, mediante Decreto Alcaldicio, el traslado de dicha empresa de la comuna. No obstante, esta empresa ha tenido contantemente la intención de permanecer en la comuna,  sin hacer mayores cambios que permitan coexistir a los vecinos con la empresa de curtidos”, dice la abogada Josefina Correa.

 

Cabe mencionar que el 12 de mayo de 2014, la Corte de Apelaciones de San Miguel rechazó, de manera unánime, el Recurso de Reclamación interpuesto por la empresa, señalando que las resoluciones administrativas del Municipio se ajustaban a derecho. Sin embargo, ante esto, Curtiembre Bas presentó un Recurso de Casación ente la Corte Suprema y un Recurso de Inaplicabilidad por Inconstitucionalidad del artículo 62 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, que sustenta el decreto de traslado ente el Tribunal Constitucional.

 

Respecto de este último punto, el pasado 10 de septiembre, los jueces acogieron el recurso a favor de la empresa, bajo el criterio de que el artículo anteriormente citado atentaría contra su derecho a la propiedad y disponer libremente de ella. “Dado los antecedentes del caso, lamentablemente hemos visto como Curtiembres Bas sistemáticamente ha intentado frenar los procesos, tanto por vías administrativas como por vía judicial. Por lo que ahora esperamos que el máximo Tribunal de este país escuche las observaciones que tienen los vecinos, en relación a los derechos que se estarían siendo transgredidos  en el caso de que se permita que Curtiembres Bas permanezca emplazado en el lugar que actualmente está y con los mismos procesos productivos que habitualmente practica”, aclara Josefina Correa.

 

En tanto que para Jorge Tagle, presidente del Comité Administrativo del Edificio Metro Valdovinos, el caso de Curtiembre Bas es una vergüenza: “me gustaría que alguno de los dueños de la empresa viviera cerca y sintiera ese olor constante,  que no permite recibir visitas en tu casa, que no puedes comer, ni dormir tranquilo. En este país las cosas tienen que cambiar, no pueden tener más derecho los que tienen el dinero o el poder en desmedro de la gente que trabaja”.

 

no images were found