14 / 03 / 2016

Vibrante conmemoración del Día Internacional de la Mujer en Parque La Castrina

 

 

Evento contó con la participación principal de Palmenia Pizarro, quien deleitó a los más de tres mil asistentes con sus clásicas canciones.

Con la brillante presentación de la cantante chilena Palmenia Pizarro, coronada por el fervor, la admiración y los aplausos de los más de tres mil asistentes, además de la entrega de reconocimientos por parte del alcalde Sergio Echeverría a tres mujeres del ámbito de la salud pública de nuestra comuna, San Joaquín conmemoró el Día Internacional de la Mujer.

En esta fecha se recordó a aquellas mujeres mártires que en 1911, murieron en un incendio, en una fábrica textil de Estados Unidos, mientras trabajaban en condiciones indignas y de injusta explotación, así como el que este hecho histórico se convirtiera en un símbolo en la lucha de las mujeres del mundo por sus derechos y el que ese legado, hoy, aún permanece intacto y guía el compromiso por lograr que sus derechos sean respetados y que se imponga finalmente en nuestra sociedad la plena igualdad entre hombres y mujeres.

Inició el evento, el dúo de danza de la Corporación Municipal de Cultura de San Joaquín, que en una superficie dura y mínima, logró con la gracia y elegancia de una coreografía  moderna, bajo la música perenne de Víctor Jara, envolver a un público, por momentos, febril y que sólo aguardaba, con impaciencia, la presentación de la máxima estrella chilena. Luego, vino la entrega de reconocimientos por parte de nuestra máxima autoridad comunal a tres mujeres del ámbito de la salud pública de San Joaquín. Esta breve ceremonia se efectuó por el compromiso de estas mujeres con la comunidad. En palabras del alcalde, “dignas de elogio y cuyo compromiso es justo de ser destacado en un día tan especial, dedicado a la mujer”. Las homenajeadas fueron Carmen Hinojosa Sháfer, Trabajadora Social del Cesfam Baeza Goñi; Gregoria Inostroza Sepúlveda: Auxiliar Para-Médico del Cesfam Santa Teresa y  Patricia Sepúlveda Biget, Doctora del Cesfam San Joaquín.

Y finalmente cerró la noche Palmenia Pizarro, ante cuya sola mención se escuchó un solo estruendo en todo el parque La Castrina. A sus 75 años de edad, impresiona todavía su timbre de voz, en donde a ratos nos evoca a la gran Chavela Vargas de México, de quien fue precisamente una respetuosa admiradora. Su gran calidad interpretativa y los temas anidados en la historia de la música chilena e internacional, como en las historias personales han creado, sin duda, un vínculo personal intransferible entre la propia artista y un público masivo, que a estas alturas cruza no solamente generaciones -donde ya no hay ninguna frontera reconocible-, sino también tribus culturales, clases sociales y otras categorías variopintas, que en el escenario del Anfiteatro del Parque La Castrina eran una sola al corear cada uno de sus temas. Fue una noche maravillosa, más digna de celebración que de conmemoración, a la luz de tamaño personaje sobre el escenario, porque si hay alguien que ha superado todos los obstáculos que la vida le ha impuesto, esa ha sido precisamente nuestra gran artista nacional Palmenia Pizarro, una artista y una mujer a carta cabal, que para sustentar su carrera lo hace nada más que con su mejor carta de presentación, su arte y su sencillez; y no por entrevistar a celebridades de la política nacional o internacional o la banca, ni menos escudarse tras una cruzada humanitaria. Durante su espectáculo, la cantante, que estuvo acompañada por sus músicos y coro, brindó un concierto que recopiló los más grandes momentos de su extensa trayectoria como “Ajeno”, “En Vano”, “Cariño Malo” y otras baladas que, sin duda, la reconocen lejos, como la voz más romántica y popular de Chile y Latinoamérica.

 

no images were found