02 / 06 / 2016

Municipalidad de San Joaquín obtiene Certificación Ambiental de Excelencia

 

Junto con la distinción otorgada por el Ministerio del Medio Ambiente, el Municipio se comprometió a seguir trabajando en el mejoramiento de aspectos medioambientales con la comunidad.

Durante el mes de mayo la Municipalidad de San Joaquín logró su certificación medioambiental en el nivel de “Excelencia”.

“Por tercer año consecutivo conseguimos cumplir con el 100% de los requerimientos  que exige el proceso de certificación ambiental para municipios que impulsa el Ministerio del Medio Ambiente. Con ello, después de lograr las certificaciones Básica e Intermedia, este año pudimos acreditarnos en el nivel de Excelencia”, destaca José Luis Sánchez, encargado de Gestión Ambiental del Municipio.

Para alcanzar este nivel, la Municipalidad debió trabajar durante todo un año en desarrollar una serie de actividades y compromisos socio ambientales, como capacitar ambientalmente a la comunidad y los funcionarios; desarrollar acciones que impulsen el ahorro hídrico, energético, la gestión sustentable de los recursos y los residuos; modificar la ordenanza medio ambiental y, principalmente, promover en los diferentes medios municipales las temáticas orientadas a la concientización y educación ambiental de la comunidad y los funcionarios municipales.

“Gracias a esta herramienta, denominada Certificación Ambiental, el Municipio de San Joaquín no sólo ha logrado un reconocimiento de parte del Ministerio del Medio Ambiente y de sus pares, a nivel metropolitano y nacional, sobre el desarrollo de una gestión ambiental local que aspira a la sustentabilidad, sino que además ha sido el motor para crear planes, acciones y programas orientados a trabajar en las diferentes problemáticas socio ambientales que afectan a la comuna, como es hoy el Programa de Erradicación de Microbasurales, entre otros”, agrega José Luis Sánchez.

Cabe destacar que la Certificación Ambiental se otorga a aquellos municipios que de manera voluntaria ingresan al Sistema Nacional de Certificación Ambiental Municipal (SCAM), una herramienta que está basada en estándares nacionales e internacionales de eco-gestión, que busca integrar el concepto de “Gobernanza Ambiental” y la participación ciudadana para diagnosticar las preocupaciones ambientales de los vecinos.

No obstante la certificación, aún queda un largo camino por recorrer, puesto que, “de ahora en adelante, el Municipio debe trabajar arduamente en mantener su nivel de Excelencia, dando cumplimiento a los compromisos adquiridos y mejorando día a día en el desarrollo de una Política Ambiental que logre instalar  la temática medioambiental en todo el territorio comunal”, finaliza Sánchez.