14 / 11 / 2016

Entregan terrenos para comenzar la construcción de Sala Cuna y Jardín Infantil de Tomás de Campanella

 

 

La construcción, que será finalizada en el segundo semestre de 2017, estará capacitada para recibir a 88 lactantes y menores.

Como una meta presidencial y gracias al programa “Meta Presidencial de Construcción de Salas Cuna” de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), es que en Tomás de Campanella se comenzará con la construcción de una Sala Cuna y Jardín infantil.

El terreno, de 1.400 metros cuadrados, se dividirá en recintos docentes (4 salas), recintos administrativos (oficinas, hall de espera y salas multiuso), área de servicios (cocina, cocina de leche, bodegas y baños), patio general y patio de cada sala, los que podrán recibir a 88 niños distribuidos en 2 salas cunas, cada una con una capacidad para 20 lactantes y 2 niveles medios de 24 niños cada uno.

Según lo explicado por Mary Sánchez, Secretaria General de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de San Joaquín: “Esta Sala Cuna y Jardín Infantil JUNJI, nace tras medir la natalidad de la comuna, analizar que los sectores con mayor déficit son el sector de La Legua y La Castrina; es decir, donde hay una mayor tasa de natalidad y hay una baja oferta público-privada para apoyar”.

El terreno, 100% municipal, que se destinaba antes a un establecimiento educacional que fue cerrado, hoy cumple con el propósito de la gestión de la alcaldía de servir para fines de bienestar para la comunidad; vale decir, salas cunas y centros de salud, recibiendo de forma totalmente gratuita a los lactantes desde los 84 días y hasta el nivel medio mayor; o sea hasta los cuatro años y 11 meses.

Mary Sánchez, acerca de los beneficios de esta construcción agrega: “Con la construcción de éste, se cumple con dos propósitos fundamentales: el primero, es que permite a las madres o al adulto que esté a cargo de este lactante, poder tener una actividad remunerada o terminar con los estudios, porque tiene la posibilidad de dejarlo al cuidado de profesionales, siendo algo muy relevante para romper el círculo de la pobreza. En segundo lugar, es que el cuidado de los niños es hecho por profesionales, no por cualquier cuidador. Las educadoras de párvulos de la JUNJI son gente de alto nivel profesional, un muy buen estándar y que saben combinar de manera virtuosa lo lúdico y lo pedagógico”.

Cabe destacar que para poder hacer uso de este beneficio, la usuaria o usuario deberá concurrir al establecimiento e inscribir el nombre de su hijo o hija, presentar su ficha de protección social o registro social de hogares, documentos de identidad, (es independiente si es hijo de chilenos o extranjeros) y que esté inscrito en el sistema de salud. Además debe ser de la comuna o acreditar trabajo en San Joaquín.

no images were found