02 / 02 / 2017

Plazas públicas, un espacio de todos y todas

Las plazas son de uso común, por lo que es responsabilidad de todos mantenerlas limpias y hacer buen uso de ellas.

A raíz de las altas temperaturas en la región Metropolitana y la necesidad de escapar del calor, es necesario tomar conciencia y hacer un uso responsable de nuestras plazas, las que nos otorgan múltiples y variados beneficios:

*Son pequeños pulmones verdes para nuestros barrios.

*Son espacios para la recreación y el esparcimiento.

*Nos permiten aplacar las altas temperaturas.

*Hacen amigable y agradable los lugares que habitamos.

*Se generan lazos entre personas de distintas generaciones y costumbres.

Por lo descrito anteriormente, convocamos a cuidar nuestras plazas, para ello solicitamos no botar basura en ellas y depositar los desechos en los contenedores. Asimismo, no es conveniente la instalación de piscinas sobre el césped, dado que termina dañando o destruyendo el pasto, ni en los lugares de tránsito, ya que termina obstaculizando el normal desplazamiento de las personas. Finalmente, las piscinas al momento de quedar instaladas durante las noches, se corre el riesgo que personas inescrupulosas puedan contaminar el agua con productos que terminen dañando a quienes las utilizan.

Debemos destacar que las instalaciones de agua son para mantener y regar la plaza, por lo que no puede ser usada para beneficio particular; las instalaciones existentes deben ser usadas de forma responsable para garantizar su durabilidad.

Los invitamos a cuidar, multiplicar y revalorizar las plazas, donde la responsabilidad y el cuidado son de todos.