06 / 04 / 2017

Jardín Infantil El Principito inaugura Año Escolar Ambiental en el Centro Ecológico Bosque Santiago

Los párvulos de Medio Mayor, junto a sus apoderados, pudieron disfrutar de diferentes atracciones al aire libre.

El Jardín Infantil El Principito, certificado ambientalmente en el nivel de Excelencia por el Ministerio de Medio Ambiente, celebró el inicio del año escolar 2017 con diversas actividades en el Centro Ecológico Bosque Santiago, visita enmarcada en los programas de educación ambiental del Parque Metropolitano.

Durante la actividad, realizada el pasado 28 de marzo, los párvulos de Medio Mayor y sus apoderados pudieron disfrutar de diferentes atracciones al aire libre, como un recorrido por el bosque esclerófilo, charlas educativas sobre compostaje, lombricultura y reciclaje, visitas al mini zoológico y laguna artificial, y una jornada de plantación de árboles endémicos en el lugar.

Cabe destacar que durante la jornada ambiental, el jardín infantil pudo compartir experiencias teóricas y prácticas con otros 10 establecimientos educacionales invitados a la actividad. Instancia que ayudó a conocer otras vivencias para ser replicadas en San Joaquín.

La visita culminó con una tertulia en el anfiteatro central, a cargo de los profesionales de Bosque Santiago, en la cual se dio a conocer la importancia de compartir y convivir en espacios naturales. “Las salidas ecológicas son parte fundamental de la mantención de la Certificación Ambiental Nivel Excelencia obtenida por el jardín infantil, ya que existen lineamientos ambientales por cumplir durante el año 2017, entre estos, desarrollar actividades ambientales con la comunidad, reducir el consumo hídrico y energético, mantener las áreas verdes del jardín, mantener el consejo ambiental y mantener el huerto escolar”, explica Manuel Espinosa, encargado de Educación Ambiental de la Municipalidad de San Joaquín.

Para Carla Ramírez, parvularia de El Principito, “estos espacios nos motivan a seguir trabajando temáticas ambientales con nuestros niños y nuestra población German Riesco; una de las cosas que más nos llamó la atención fue ver a nuestros apoderados plantando árboles en conjunto con sus hijos; son momentos muy emotivos e inolvidables, los cuales pueden cambiar la percepción de una familia sobre el medio natural”.