30 / 10 / 2017

Unión Pastoral de San Joaquín conmemora el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes

La festividad fue promulgada en 2008, cuando durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se optó por relevar, a través de un día festivo, el importante rol social que estas congregaciones despeñan en el país.

La mañana del sábado 28 de octubre, la Unión Pastoral de San Joaquín, en conjunto con el Municipio, conmemoró por adelantado el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes.

La iglesia “Cristo tu única esperanza”, ubicada en Salvador Allende 92, fue la anfitriona del evento que recibió a más de mil líderes espirituales de la Región Metropolitana, quienes acudieron a escuchar el mensaje del conferencista internacional Alberto Monttesi, líder de la asociación evangelística que lleva su nombre y que realiza celebraciones cristianas masivas en diferentes partes del mundo.

El alcalde Sergio Echeverría, quien estuvo invitado a esta actividad, resaltó la importancia que tiene para el Municipio la comunidad evangélica y protestante de San Joaquín. “Todos hemos visto, en los últimos años, un importante progreso material, tanto en el mundo, en el país y en esta comuna. Sin embargo, esto no ha ido aparejado de un crecimiento espiritual; y es ahí donde ustedes, como líderes espirituales, juegan un importante rol. Muchas gracias por permitirme participar de esta relevante instancia”, señaló el edil.

Durante la oportunidad también se resaltó el 500 aniversario de la Reforma Protestante. Cabe destacar que el 31 de octubre de 1517, el monje Martín Lutero publicó “95 tesis contra el poder y la eficacia de las indulgencias”. La publicación de este texto fue señalada como el inicio de la Reforma Protestante, estimulando un movimiento que afectó a la sociedad alemana de la época y que se extendió en el tiempo hacia otras latitudes, generando nuevas formas de vivir y concebir la religiosidad.

El Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes se conmemora, precisamente, el 31 de octubre -aunque se desplaza al viernes más cercano si cae en martes o miércoles- a partir de 2008. Fue instituido mediante la Ley 20.299​, impulsada por el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, para honrar a estas congregaciones del país.

El Municipio ha adherido a esta festividad, izando en el frontis del edificio consistorial la Bandera Cristiana, como representación de la fe en Cristo.