17 / 01 / 2018

Papa visita Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín

Cerca de 600 reclusas brindaron un caluroso recibimiento al Sumo Pontífice, quien saludó y bendijo a los hijos de las reclusas.

En compañía de la Presidenta de la República Michelle Bachelet y el Alcalde de la comuna, Sergio Echeverría, el Papa Francisco visitó el martes 17 de enero, el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín.

A su llegada, fue recibido por la hermana Nelly León, quien encabeza el “Pabellón Mandela”, donde las internas del penal se acercan a la fe.

En el lugar, el Sumo Pontífice expresó que “Pueden privarlas de la libertad, pero no de la dignidad. Nadie puede ser privado de la dignidad. Estar privadas de la libertad no es sinónimo de pérdidas de sueños y esperanzas… Es muy duro y doloroso. La dignidad no se toca, se cuida, se custodia, se acaricia. De ahí que es necesario luchar contra todo tipo de corsé, de etiqueta que diga que no se puede cambiar, o que no vale la pena, o que todo da lo mismo. Queridas hermanas, ¡no!”, sentenció.

En la visita, Jeanette Zurita, condenada a 15 años de cárcel por tráfico de drogas, fue la encargada de expresar unas palabras a Papa. En la oportunidad, le pidió “interceder para que la Justicia modifique las penas de las madres de hijos que son menores de edad…lamentablemente, muchos de nuestros hijos quedan solos. Los más afortunados quedan al cuidado de su abuela, otros quedan a su suerte y muchos pasan al Sename. Todos sabemos lo que pasa dentro de estos centros de menores”. Además agregó “Entendemos que por nuestras malas decisiones arrastramos a nuestros hijos a vivir presos. Presos de sus sueños truncados, porque se vuelven hijos del hierro para salir adelante solos y con ello los obligamos a cometer los mismos errores que sus padres”.

Cabe destacar que esta es la primera vez en que Su Santidad visita un Centro Penitenciario Femenino, donde no sólo recibió el cariño de las internas y las escuchó atentamente, sino que también se emocionó con la canción “Pastor con olor a oveja”, la cual fue compuesta por las reclusas en su honor.